La entrada en vigor del Protocolo de Kyoto en febrero del 2005 marcó el inicio formal de una serie de acciones para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los países industrializados (Anexo I de la Convención), con la finalidad de mitigar los efectos e impactos del cambio climático. De acuerdo al PK, los países Anexo I deberán reducir durante el primer periodo de compromiso (entre el 2008 y el 2012) aproximadamente un 5% con respecto a sus emisiones de GEI de 1990. Para contribuir a ello, el protocolo estableció tres mecanismos de reducción: el Comercio de Emisiones, la Implementación Conjunta y el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Entre estos tres mecanismos, el MDL es el único que incluye a los países en vías de desarrollo, basándose en el desarrollo y la implementación de proyectos que contribuyan a reducir emisiones o a incrementar su absorción por sumideros, y que al mismo tiempo permitan el desarrollo sostenible local en los países donde se pongan en práctica. Los países pueden intercambiar reducciones certificadas de emisiones, resultantes de la ejecución de estos proyectos.

  • Autor: PNUMA, et al.
  • Fuente: http://www.comunidadandina.org/Upload/201166175819libro_bosques.pdf
  • Formato: PDF
  • Tipo de documento:
  • Pie de página:
  • Sumilla:
  • Descargar: clic aquí