Resultados de las actividades de monitoreo de fauna silvestre realizados en los bosques inundables de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria (RNPS) reportan impactos negativos sobre ciertas especies luego de haber sufrido la sequía más severa registrada en las últimas décadas y años de inundaciones intensas. La cuenca Amazónica está teniendo cambios climáticos muy severos que indudablemente impactarán las grandes extensiones de bosques tropicales de la tierra. Durante el 2010, el nivel del río Amazonas tuvo un descenso histórico resultando en una de las sequías más extremas reportadas en los últimos años. En contraste, el mismo río durante el 2009 registró una de las crecientes más altas, inundando inmensas extensiones boscosas. Mientras que en el 2012 la creciente del río registró un récord histórico alcanzado hace 30 años. Cada año, el río Amazonas está teniendo cambios estacionales durante el periodo de inundación entre los meses de diciembre a junio y en periodo de vaciante entre julio a noviembre. Lo que preocupa es que los cambios estacionales se están volviendo más intensos e indudablemente están impactando a la fauna silvestre y a las poblaciones locales.

  • Autor: Richard E. Bodmer, Tula G. Fang, Pablo E. Puertas, Miguel Antunez, Kimberlyn Chota y William E. Bodmer
  • Fuente: http://fundamazonia.org/es/assets/proyectos_cambio_climatico.pdf
  • Formato: PDF
  • Tipo de documento:
  • Pie de página:
  • Sumilla:
  • Descargar: clic aquí