A escala global el cambio de uso de la tierra y las actividades forestales han sido, y son actualmente fuentes netas de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. Sin embargo con un manejo adecuado, los humanos tenemos el potencial para cambiar la dirección de los flujos de carbono entre el suelo y la atmósfera; y paralelamente se proveerían múltiples beneficios ambientales y socioeconómicos mediante el pago por servicios ambientales, logrando así las metas del desarrollo sostenible así como la mitigación de los efectos globales del cambio climático.

  • Autor: GIULIANA CECILIA LARREA AGUINAGA
  • Fuente: http://www.sidalc.net/repdoc/A3658e/A3658e.pdf
  • Formato: PDF
  • Tipo de documento:
  • Pie de página:
  • Sumilla:
  • Descargar: clic aquí