Las áreas protegidas y los territorios indígenas constituyen en conjunto el 45,5% (RAISG, 2015) de la cuenca del Amazonas, que representa el 60% de la selva tropical del mundo (FAO & OIMT, 2011). En el caso de Bolivia, las áreas protegidas y los territorios indígenas de la cuenca amazónica abarcan el 43,6% de su superficie (WCS, 2016).

Los territorios indígenas se encuentran superpuestos o en las inmediaciones de las áreas protegidas, albergando una alta biodiversidad del país. Contribuyen a mantener la integridad del paisaje mediante la zonificación de áreas de diferentes usos comunales, el mantenimiento de corredores de vida silvestre y la protección de cabeceras de cuencas hidrográficas. Son asimismo fundamentales para la preservación de valores culturales y la generación de oportunidades de manejo sostenible de recursos naturales.

Los pueblos indígenas Tacana y Leco de Apolo desarrollan experiencias de gestión territorial, desde la década del 2000, logrando hasta el momento resultados importantes en la planificación participativa (técnica y espacial), el fortalecimiento organizativo y de capacidades administrativas, el desarrollo de emprendimientos económicos y la conservación de la biodiversidad. Sus territorios tradicionales se encuentran en el norte amazónico del Departamento de La Paz, que contiene uno de los paisajes con mayor diversidad biológica en el mundo. Su gran variedad topográfica, climática y altitudinal (entre 190 y 6040 metros de altura) permitió el desarrollo de una diversidad de hábitats y especies de la vida silvestre. Esta región concentra el mayor porcentaje de las plantas y animales existentes en Bolivia: el 60% de la flora y el 66% de los vertebrados, con un número muy elevado de especies de aves, el 77% de las aves del país y el 10% de las del mundo.

Por su valor para la conservación, se establecieron las áreas protegidas de Madidi, Pilón Lajas y Apolobamba, administradas por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP), que son vitales para la protección de cuencas, la preservación de los bosques y el mantenimiento de poblaciones de numerosas especies silvestres. Complementan estos valores y fortalecen la planificación integral a nivel paisaje nueve territorios indígenas. Al ser una zona de conservación transfronteriza, que vincula a las áreas protegidas del sudeste del Perú, su importancia se incrementa por su contribución al mantenimiento de la conectividad de los ecosistemas y a la coordinación de acciones de protección de la biodiversidad.

Los estudios de caso sobre el valor ambiental, económico y sociocultural de la gestión territorial indígena en Bolivia tuvieron como objetivo sistematizar, analizar y compartir las experiencias desarrolladas por los pueblos Tacana y Leco, desde diferentes ámbitos temáticos, y profundizando en los aspectos metodológicos y en los procesos de ejecución de las estrategias de acción. Se consideró fundamental aportar al debate e intercambio de ideas sobre un tema de vital importancia para el país, dado el rol que juegan los pueblos indígenas en las estrategias de conservación y desarrollo.

A más de un cuarto de siglo de la Marcha Indígena por el “Territorio y la Dignidad” (1990), se han producido cambios sustanciales en el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y en el rol político que tienen actualmente. Hasta ese momento eran considerados “tribus salvajes”, de condición nómada, y estaban marginados de la vida nacional. El desconocimiento del país sobre la realidad indígena de las tierras bajas dio lugar a la expropiación de hecho de sus territorios ancestrales y a la explotación de su fuerza de trabajo. Su creciente capacidad de movilización, con demandas propias, contribuyó a fortalecer su rol como actor político e impulsó al Estado boliviano a reconocer su derecho a gobernarse por sí mismos, a administrar su territorio y a decidir sobre sus estrategias de desarrollo.

Sin embargo, los territorios indígenas aún ocupan un lugar marginal en el imaginario colectivo porque todavía prevalece la idea de que, al igual que las áreas protegidas, pueden ser un factor que frene el desarrollo. La gente en general carece de una adecuada información y comprensión sobre el valor de los territorios indígenas como alternativa para el desarrollo del área rural del país. No se perciben sus aportes económicos basados en la sostenibilidad del manejo de los recursos naturales, ni tampoco se valoran sus contribuciones al mantenimiento de los bosques y las funciones ambientales vitales para el desarrollo del país.

Los resultados de los estudios permitirán abrir nuevos espacios de discusión sobre una de las propuestas de desarrollo y conservación más efectivas que se han llevado a cabo en el país. Permitirá asimismo comprender con mayor profundidad sus aportes a la conservación de la biodiversidad, el desarrollo económico y el fortalecimiento de la cultura de los pueblos indígenas. También contribuirá a que las organizaciones indígenas puedan fortalecer sus capacidades de gobernanza, participar en las decisiones sobre proyectos de desarrollo y orientar las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático.

Wildlife Conservation Society (WCS) colaboró con las organizaciones indígenas en el desarrollo de los procesos de gestión territorial, así como en la sistematización de las experiencias generadas. Existió coincidencia sobre la necesidad de crear condiciones que facilitaran una gestión territorial integral y que respondiera a los objetivos de fortalecimiento de la identidad cultural, de conservación de la naturaleza y de mejoramiento de los medios de vida de las comunidades.

El Apoyo de WCS se realizó en el marco del Programa de Conservación “Gran Paisaje Madidi-Tambopata”, que ejecuta desde 1999. Este paisaje se ubica al noroeste de Bolivia y al sudeste del Perú, en el flanco oriental de la cordillera andina y la Amazonía, abarcando una superficie de 142.000 km2. El área que corresponde a Bolivia es el segmento donde se realizaron los estudios de caso sobre las experiencias de gestión territorial indígena.

DESCARGAR AQUÍ

  • Autor: Editores: Consejo Indígena del Pueblo Tacana (CIPTA), Central Indígena del Pueblo Leco de Apolo (CIPLA) y Wildlife Conservation Society (WCS)
  • Fuente: Consejo Indígena del Pueblo Tacana (CIPTA), Central Indígena del Pueblo Leco de Apolo (CIPLA) y Wildlife Conservation Society (WCS)
  • Formato: PDF
  • Tipo de documento: Libro
  • Pie de página:
  • Sumilla:
  • Descargar: clic aquí