Fue realizado con el apoyo financiero del Programa Entra 21 de la International Youth Fundatión IYF con fondos del BID FOMIN, entre el 2008 y 2010, con la finalidad de contribuir a reducir los niveles de exclusión social de los jóvenes rurales pobres de las provincias de Jaén y san Ignacio en Cajamarca y del Alto Mayo y el Huallaga en san Martín (Perú) y con el propósito de “Mejorar las condiciones de empleabilidad e ingresos de 450 jóvenes rurales, varones y mujeres, entre los 16 a 29 años de edad, provenientes de comunidades pobres de estas regiones”. Se trabajó en tres componentes claves: la implementación de servicios de capacitación y asistencia técnica pertinentes y de calidad; la promoción de la inserción al mercado agro exportador y la promoción de la asociatividad y la concertación educativa, lográndose la capacitación y certificación de 470 jóvenes en las áreas de cultivo, gestión y comercialización del café y cacao, de los cuales el 30% fueron mujeres, y la inserción laboral del 80% en la modalidad de autoempleo a través de emprendimientos propios y su incorporación como socios en las principales cooperativas de productores existentes. El proyecto logró incidir en la educación técnica formal insertando perfiles de competencias ad hoc al contexto económico productivo de las localidades intervenidas.