En octubre del 2013 fue aprobado el Plan de Inversión Forestal del Perú, que tiene como objetivo contribuir con la reducción de la deforestación, y cuya ejecución se encuentra a cargo del Ministerio del Ambiente (Minam), a través del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático. A partir de la actual gestión en el sector ambiente, se vienen logrando importantes avances para la implementación de este Plan, que comprende el desarrollo de cuatro proyectos de inversión pública (PIP) a nivel departamental y nacional. Tres de estos proyectos, formulados con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), han sido declarados viables, lo que permitirá su ejecución desde el 2018. Un cuarto proyecto FIP (Programa de Inversión Forestal, FIP por sus siglas en inglés) inicia su proceso de formulación este mes, con la asistencia del Banco Mundial (BM), y será declarado viable en noviembre próximo. Alcances de los proyectos FIP Los proyectos declarados viables tienen como objetivo apoyar el aprovechamiento sostenible de la biodiversidad de los ecosistemas, en el paisaje forestal, del corredor Tarapoto – Yurimaguas, de los departamentos de San Martín y Loreto (PIP 1) y del corredor Puerto Maldonado – Iñapari, en el departamento de Madre de Dios (PIP 3) Asimismo, contribuirán con el mejoramiento del Servicio de Información Ambiental para el Mapeo de la Deforestación en los Bosques Amazónicos del Perú (PIP 4). El proyecto FIP que cuenta con el apoyo del Banco Mundial (BM) mejorará los servicios de apoyo al aprovechamiento sostenible de la biodiversidad de los ecosistemas en el paisaje forestal en Atalaya, departamento de Ucayali (PIP 2). En tanto, para fines de setiembre, el BID presentará al Sub Comité FIP los tres perfiles de los proyectos viables, se informó a INFOREGIÓN. Sobre el Plan de Inversión Forestal El Perú es uno de los ocho primeros países en el mundo beneficiados por el Programa de Inversión Forestal (FIP), una iniciativa de los Fondos de Inversión para el Clima (CIF) establecida por acuerdo de los países miembros de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) en el 2008. El FIP tiene como principal objetivo impulsar y facilitar medidas que promuevan cambios transformacionales en las políticas públicas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en los países en desarrollo.