Desde enero del 2015 al 4 de noviembre último, han sido movilizados 145,319.70 metros cúbicos de madera de forma ilegal, con mayor incidencia en la selva, según revelan los reportes de la operación Amazonas 2015, acción elaborada por el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR), entidad adscrita a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). ¿Qué implica dicha movilización? De un total de 120 títulos habilitantes, es decir, permisos o concesiones otorgadas a personas jurídicas o naturales para el aprovechamiento responsable del recurso maderero, OSINFOR comprobó que en 71 casos se presentó información falsa para retirar más árboles de los permitidos para fines comerciales. De los 71 casos, a 32 se les inició proceso administrativo único (investigaciones), siendo sancionados seis con el retiro definitivo de la concesión. Los más de 145 mil metros cúbicos de madera movilizada representan a su vez más de 57 millones de soles en el mercado nacional, y más de 90 millones de dólares en el internacional. La información falsa corresponde, por ejemplo, a un número mayor de árboles cortados, distinto a lo registrado por el titular de la concesión. O también, árboles cortados en zonas no permitidas a las que tenían derecho. ¿Cómo detectó esto OSINFOR?, realizando un conteo en el propio bosque. Antecedentes "Desde el 2012 Inteligencia Aduanera de la Sunat acude a nosotros para cruzar información. No hay que olvidar que los titulares de las concesiones que tienen conexión con un nivel de exportación, cuentan con beneficios tributarios. No es posible que accedan a ellos mintiéndole al Estado que les otorga el permiso", indicó Rolando Navarro, jefe del OSINFOR. Es así que en el 2014 se realizó la primera operación Amazonas, la cual arrojó conclusiones preocupantes. Una de ellas señala que fueron 8,208 los árboles inexistentes (talados) equivalentes a más de 10 millones de pies tablares, los que fueron extraídos en áreas no autorizadas; siendo Loreto y Ucayali las regiones que presentaron mayor incidencia de la irregularidad. En el 2014 Aduanas, a través de sus puestos de control, revisó las guías de transporte forestal de todos los contenededores que salieron por el puerto del Callao o los tráileres que salieron mediante la frontera con el Brasil, a través de los cuales pudo acceder a los códigos de los títulos habilitantes o permisos. Sin información Así se comprobó que de un total de 147 títulos habilitantes detectados por Aduanas, el 76.5% de ellos no existía en la base de datos del OSINFOR. ¿Por qué el organismo supervisor no contaba con la información completa? "Es cierto, tuvimos que cambiar nuestra modalidad de fiscalización al notar que la información que nos facilitaban los gobiernos regionales y la propia Autoridad Nacional Forestal, el SERFOR (Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre, antes INRENA), estaba incompleta. No cumplían con entregarnos el número real de los títulos habilitantes o permisos que ellos otorgaban, a pesar que nosotros los solicitábamos", sentencia Navarro. Lamentablemente si esto ocurrió en el 2014, el problema de falta de información se repite en el presente año, pues, al 4 de noviembre último, de los 189 títulos habilitantes reportados por Aduanas, el 87.8% no existe en la base de datos de OSINFOR. Según Navarro, estos vacíos de información podrían ser superados si se contara con un sistema en línea para que no exista ninguna excusa en la entrega de información. Cabe precisar que quienes incurren en la entrega de información falsa no son únicamente madereros empresarios, también son materia de sanción las comunidades nativas o comunidades campesinas de la selva del país. En trece años se perdieron más de un millón de hectáreas de bosque Entre el 2000 y el 2013, el Perú ha perdido 1,335.015 hectáreas de cobertura de bosque, de acuerdo con las cifras del Proyecto REDD+ Minam, elaborado en el 2014. La lista de siete departamentos la encabeza San Martín con 328,400 hectáreas de pérdida. Le sigue Loreto con 282,865 hectáreas. Ucayali se ubica en el tercer lugar con 238,788 hectáreas. El cuarto lugar lo ocupa Huánuco con 207,752. Madre de Dios perdió 11,124 hectáreas. La penúltima ubicación de esta lista recae sobre Junín con 92,561 hectáreas, cerrando con Pasco que registró 73, 525 hectáreas de bosque perdidas. La tasa promedio de pérdida anual en San Martín registró 25,262 hectáreas.