El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) capacita a las comunidades campesinas del bosque seco del departamento de Piura, con el objetivo de empoderarlas en la gestión, administración y control de los recursos del bosque, se informó

En ese sentido, las comunidades campesinas José Ignacio Távara Pasapera de Chulucanas, Máncora de Talara y Cury Lagartos de Las Lomas–Piura están en el proceso de consulta para el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales del bosque seco.

De esta manera, esta actividad contribuirá a mejorar los ingresos económicos y calidad de vida de cientos de familias asentadas en estas zonas rurales. Asimismo, su participación directa permitirá reducir la deforestación de los bosques secos.

Las comunidades campesinas en Piura ocupan aproximadamente la mitad del territorio con 1 millón 829,079 hectáreas. Según reportes del Serfor, un importante porcentaje de infracciones contra el patrimonio forestal se registran en territorio comunal.

Las organizaciones comunales asumirán el compromiso de gestionar, conservar y controlar el patrimonio forestal y de fauna silvestre, mediante la protección de la regeneración natural de algarrobos, sapotes, faiques y palo santo, y conformación de los comités de control y vigilancia de los recursos forestales y de fauna silvestre.

Es importante informar, que la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, Ley N° 29763, promueve el manejo sostenible, así como la formalización, a través de autorizaciones y permisos. Existen modalidades para el aprovechamiento sostenible del bosque, que están en función de los volúmenes de extracción y la superficie de manejo.

La modalidad de menor nivel de aprovechamiento son las denominadas Demas (Declaración de Manejo Forestal) donde generalmente se autorizan podas, raleos y extracción en volúmenes mínimos; luego están los de medio y mayor nivel, llamados Plan de Manejo Forestal Intermedio y Plan General de Manejo, que se realizan sobre grandes extensiones de terrenos con densa cobertura vegetal.

El Serfor recuerda que los bosques secos son más que madera, leña y carbón vegetal. Se estima que una hectárea de bosque seco tiene un valor monetario de cerca de 12,000 soles. Su valor se calcula mediante el aprovechamiento de forraje para el ganado, frutos (algarroba en vaina en caso del algarrobo), floración para las abejas, entre otros.

Fuente: andina