Este martes 1 de marzo se debatirá, en la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República, la insistencia al proyecto de Ley que declara de “interés nacional” la carretera Nuevo Edén – Boca Colorado (Madre de Dios). Esta insistencia se da pese a que según el Ministerio del Ambiente (Minam) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) la construcción de la carretera afectará al Parque Nacional Manu y a la Reserva Comunal Amarakaeri porque la ruta se utilizaría para transportar combustible para la minería ilegal, la extracción ilegal de madera y se facilitaría la invasión de territorios indígenas. El proyecto de Ley, presentado por el congresista Amado Romero y aprobado por el Pleno del Congreso en noviembre de 2015, fue observado por el presidente Ollanta Humala en diciembre de ese año por considerar que sería una grave amenaza y aumentaría la deforestación en la Amazonía, entre otras razones. “Para la ejecución de cualquier carretera es necesario el cumplimiento de una serie de condiciones y normativa ambiental que garantice la minimización de los impactos, como la elaboración de estudios de Impacto Ambiental y su conformidad por la autoridades competentes. Ello no ha ocurrido en este caso, y dadas las características de la zona que cuenta con áreas naturales protegidas de importancia nacional, resulta aún más grave la insistencia por parte del Congreso”, señaló Pedro Solano, director ejecutivo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA). Esta carretera que busca unir Nuevo Edén – Boca Manu – Boca Colorado en Madre de Dios, tiene un aproximado de 12 km de largo y se contempla ampliar a 20 metros los 3 de ancho que tiene actualmente. Asimismo, según el Ministerio de Cultura, la construcción de esta carretera pondría en riesgo la vida de los indígenas Mashco Piro y Matsiguenka (poblaciones indígenas en aislamiento voluntario), caracterizados por su alta vulnerabilidad y se convertiría en puerta abierta para el desplazamiento de terceros, ajenos a la tierra de estos pueblos. La Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso debe evaluar nuevamente este proyecto y se espera que tome en consideración que el proyecto no cuenta con el estudio ambiental correspondiente ni con la Opinión Técnica Previa Vinculante que emite el Sernanp, requisito indispensable para su construcción. “La conectividad vial es muy importante para el desarrollo de nuestro país, pero el Congreso debe respetar la normatividad establecida. Esperamos que los miembros de la Comisión evalúen la opinión de las instituciones especializadas y tomen una decisión que no represente un riesgo para la Amazonía”, finalizó Solano.

  • Fuente: http://www.actualidadambiental.pe/?p=36072
  • Enlace: click aquí