Como una inminente amenaza, maquinaria pesada de la Municipalidad Provincial de Santa Cruz (Cajamarca) avanza inexorablemente abriendo una trocha muy cerca del Área Natural Protegida Refugio de Vida Silvestre Bosques Nublados de Udima, considerado uno de los más frágiles ecosistemas del norte y donde se genera el agua que utilizan la agricultura y los pobladores de toda la cuenca del Zaña, en Lambayeque.

Grupos de moradores y los responsables del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernamp) han lanzado la alerta desde el pasado 9 de octubre del presente año, en que la maquinaria empezó a nivelar el terreno desde Cerro Negro con la supuesta intención de unir este caserío con la provincia de San Miguel.

Sin embargo, se conoció que los principales interesados en construir esta vía son algunos taladores ilegales de las localidades de Calquis, Taulis, de la provincia de San Miguel, quienes tienen en mente seguir extrayendo especies maderables como cedro, romerillo y lúcumo.

El último fin de semana, un grupo de agentes de la Policía de Lambayeque y Cajamarca llegó a la zona donde constataron que la maquinaria continúa trabajando en un sector ubicado a unos 50 metros de la zona intangible. En el lugar encontraron unos 9 bidones llenos de combustible.

Actualmente los trabajos se realizan en terrenos privados y no han tocado al área reservada, pero el trazo sí dañó las jalcas de los alrededores, que son un ecosistema natural muy delicado donde nace el ichu y los pajonales que conforman los colchones acuíferos que almacenan el agua para abastecer principalmente a los distritos de Oyotún, Nueva Arica, Cayaltí, Zaña y Lagunas-Mocupe, ubicados en lo que corresponde a la región Lambayeque.

El jefe de la Reserva de Vida Silvestre Bosques Nublados de Udima, Aníbal Calderón, advierte que los trabajos se realizan a unos 50 metros de la reserva, según cálculos arrojados por el Sistema de Información Geográfica (SIG).

“Hemos conocido que la máquina avanza orientada arbitrariamente por dos personas que sirven de guía y esto es preocupante porque en cualquier momento podrían ingresar a la Reserva de Vida Silvestre Bosques Nublados de Udima”, menciona el funcionario.