A pesar de que los alimentos procesados son bajos en nutrientes esenciales y tienen un alto contenido de sal, carbohidratos refinados y grasas, el consumo de comida chatarra está en aumento en todo el mundo. La comida chatarra como las galletas, helados y papas fritas no es parte de una dieta saludable y además, tiene un efecto perjudicial en los bosques. Un ingrediente clave en la comida chatarra es el aceite vegetal, y el 60 % del aceite vegetal comestible es producido a partir del aceite de palma y soya —cultivos que actualmente están asociados con la deforestación masiva en el sudeste de Asia y América del Sur, respectivamente, así como también con la pérdida de la biodiversidad y la liberación de carbono secuestrado que viene de la mano con la destrucción de los bosques. “A menudo, cuando el desarrollo agrícola se produce a expensas de los bosques tropicales, la seguridad alimentaria se utiliza como una razón para apoyar este desarrollo”, Janice Lee de la Universidad de Princeton, autora principal de un estudio publicado en el mes de setiembre en la revista Frontiers in Ecology and the Environment, explicó a Mongabay. “Sin embargo, la seguridad alimentaria abarca más que la disponibilidad de alimentos y tiene que considerar su nutrición”.

  • Fuente: http://rpp.pe/blog/mongabay/cuanto-bosque-hay-que-destruir-para-alimentar-nuestra-adiccion-a-la-comida-chatarra-noticia-1007241
  • Enlace: click aquí