Personal de Serfor estima que se afectó cerca de 200 hectáreas de bosques de producción permanente. Por lo menos 200 hectáreas de bosques se encuentran afectadas por la minería ilegal, en la denominada zona 2 de bosques de producción permanente ubicado en el distrito de Camanti provincia de Qusipicanchi, departamento de Cusco, informó Christian Rohner, técnico forestal de la Administración Técnica Forestal de Fauna Silvestre de Cusco. “Es preocupante, la minería ilegal causó serios estragos en las riberas de río, cauces de agua y sobre el mismo bosque, ingresan a buscar el mineral y si encuentran madera de valor comercial también la aprovechan de manera ilegal”, refirió Rohner. Este año personal del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), incautó madera ilegal en más de 70 inspecciones que desarrolló con personal de la Policía Ecológica en Cusco; la mayoría procedía de Madre de Dios. Serfor focalizó los sectores más afectados por al deforestación en Quincemil, Camanti y Pilcopata en este último sector se evidencia la afectación de hasta 500 hectáreas de bosques por el cultivo de la hoja de coca, “es gente que ingreso de Puno en un área de 400 a 500 hectáreas deforestadas para la siembra y cosecha de hoja de coca”, acotó. Serfor ya se pronunció sobre la deforestación de los bosques en Cusco como consecuencia de la minería ilegal pero nada puede hacer debido que las concesiones mineras y las que están en proceso se amparan en que no se tiene injerencia en el subsuelo y sólo en la superficie.