Los mayores volúmenes de emisiones de carbono se producen en Sudamérica, por la tala de árboles tropicales para dar espacio a la agricultura y obtener ingresos procedentes de la explotación de la madera. Esta actividad es un factor importante en el cambio climático, ya que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero depende de la conservación de nuestros bosques. Debido a que sirven como almacenadora de carbono, condensando los gases de efecto invernadero en su biomasa, la hojarasca y los suelos. La deforestación y la degradación de los bosques son responsables de entre el 10% y el 12%. Junto con la agricultura, son la segunda causa principal del calentamiento del planeta. Los científicos reconocen que una buena gestión de los bosques y de la cubierta forestal contribuiría a combatir el cambio climático. Por ejemplo, 123 plantones de árboles cultivados durante 10 años pueden detener el carbono emitido por un año de conducción de un vehículo. La plantación o la restauración de los bosques naturales, ejecutados de forma sostenible, tienen un buen potencial para reducir el ritmo del cambio climático. Finalmente la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), más de 20 países han demostrado de manera convincente que el aumento de la producción agrícola y la seguridad alimentaria no es en absoluto incompatible con la protección de los bosques. Si más países siguen este ejemplo, podríamos mitigar con éxito el cambio climático y la sostenibilidad del planeta.

  • Fuente: http://larepublica.pe/turismo/rumbos-al-dia/788370-deforestacion-de-bosques-es-responsable-de-hasta-el-12-del-calentamiento-del-planeta
  • Enlace: click aquí