Más de 50 comunidades de 13 pueblos indígenas u originarios de ocho departamentos del país se han aliado con el Estado peruano para la conservación de los bosques de forma sostenible, destacó el Programa Bosques al celebrarse hoy el Día de los Pueblos Originarios y del Diálogo Intercultural. Los 13 pueblos indígenas u originarios que participan del mecanismo de Transferencias Directas Condicionadas (TDC), que administra el Programa Bosques, son: Asháninka, Nomatsiguenga, Matsiguenga, Yanesha, Awajún, Wampis, Kichwa Lamista, Quechua, Harakbut, Ese Eja, Huachipaeri, Amahuaca y Cocama-Cocamilla, de los departamentos de Loreto, Amazonas, San Martín, Ucayali, Pasco, Junín, Cusco y Madre de Dios. Más de 50 comunidades de 13 pueblos indígenas participan en conservación de bosques. Estos grupos étnicos mantienen costumbres ancestrales, desarrollan sus actividades de forma colectiva y conservan sus bosques a través de prácticas sostenibles. La selva es el lugar que les brinda alimento y protección, para ellos la conservación tiene un beneficio en sí además de tener un impacto global positivo. Incentivos El Estado, a través del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático (Programa Bosques) del Ministerio del Ambiente (Minam), les ha brindado a estas comunidades incentivos económicos por aproximadamente 5 millones de soles, mediante el mecanismo de Transferencias Directas Condicionadas (TDC), para impulsar sus actividades productivas en armonía con la conservación de alrededor de más de medio millón de hectáreas bosques. Con los incentivos de las TDC y la asesoría técnica, las comunidades mejoran sus cultivos de café, cacao, achiote, productos maderables, crianza de peces, entre otras actividades que fomentan el desarrollo sostenible de sus familias. Con incentivos económicos pueblos financian diversos emprendimientos. Asimismo, las comunidades han conformado los comités de vigilancia de sus bosques, a fin de alertar cualquier amenaza de deforestación. También han implementado botiquines comunales para atender los servicios de salud de sus familias, así como la mejora de los servicios educativos, gobernanza comunal, entre otras acciones que contribuyen a su desarrollo. Por último, el Programa Bosques afirmó que entabla un permanente proceso de diálogo con las comunidades de estos pueblos indígenas, apoyándolos en el desarrollo y conservación del bosque, otorgando valor a la diversidad cultural del país.