A fines del 2015 ya se había documentado el ingreso de mineros ilegales a la Reserva Nacional Tambopata (Madre de Dios). Desde entonces, y por 11 meses, la deforestación acumulada causada por la actividad minera ha aumentado de forma ininterrumpida. A fines de julio de este año la deforestación suma 353 hectáreas según un reporte de MAAP (Monitoring of the Andean Amazon Project). La deforestación correspondiente a los meses de junio y julio de este año son 25 y 40 hectáreas. Según el reporte de MAAP, que mide el acumulado mes por mes, en mayo del 2016 y en febrero-marzo del 2016 se deforestó más espacio dentro de la reserva, con 63 y 119 hectáreas respectivamente. Estos datos distan mucho de las 8 hectáreas que estaban registradas entre setiembre y diciembre del 2015.  

  • Fuente: http://www.actualidadambiental.pe/?p=39407
  • Enlace: click aquí