Los bosques del mundo proveen de beneficios socioeconómicos a la población a través de sus diversos ecosistemas, por lo que deben ser conservados. Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Los bosques del mundo proveen de beneficios socioeconómicos a la población a través de sus diversos ecosistemas por lo que deben ser conservados y aprovechados sustentablemente, pues la explotación forestal que no cuenta con un buen manejo destruye los recursos que son importantes para las economías en desarrollo y para los habitantes de esas regiones. Al celebrarse este 26 de junio el Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales –el cual se estableció en 1999 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Organización Mundial de Conservación (WWF) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)– el objetivo es fomentar acciones sustentables y armónicas con el ambiente para el manejo y aprovechamiento productivo adecuado de los bosques. Los bosques causan en gran medida beneficio para los pobladores y nuestro medio ambiente, en la actualidad también enfrentan amenazas diversas como la pérdida de biodiversidad en bosques tropicales, que es en donde habitan el 60 por ciento de la flora y fauna del planeta y que en muchos casos proveen de medicamento y alimento y agua a las comunidades. En el Marco de la Estrategia Nacional de Manejo Forestal Sustentable para el Incremento de la Producción y Productividad (ENAIPROS), la Conafor, promueve la generación de herramientas que contribuyan al manejo forestal sustentable de las Selvas, por lo cual apoya la publicación del documento denominado "Silvicultura de las selvas de caoba en Quintana Roo, México: Criterios y recomendaciones". Asimismo se promueve el aprovechamiento maderable en los ecosistemas de selvas incorporando criterios de conservación de la biodiversidad De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), alrededor de 10 millones de hectáreas de bosques tropicales en el mundo son perturbadas cada año por la explotación selectiva de árboles maderables, la extracción de leña y productos no forestales por la deforestación ocasionando que los bosques tropicales se hayan reducido alrededor del 60% a nivel mundial. De acuerdo a datos del estudio de "El estado de los Bosques en el Mundo 2014" elaborado por la FAO los beneficios socioeconómicos de los bosques se derivan en su mayor parte del consumo de los bienes y servicios forestales, y se estima que miles de millones de personas utilizan productos de los bosques para satisfacer sus necesidades de alimentos, energía y vivienda, además de la gran cantidad de personas que se benefician de los servicios ambientales que proveen. Un 12 por ciento de la población mundial (840 millones de personas) utiliza combustible como madera y carbón vegetal para su uso directo. Además el sector forestal formal genera empleos a 13.2 millones de personas en el mundo. En todo el planeta se emplean productos forestales en la construcción de viviendas, proporcionando hogar a no menos de mil 300 millones de personas, el 18 por ciento de la población mundial. En materia de seguridad alimentaria los bosques contribuyen significativamente proveyendo productos comestibles y madera a cerca de 2 mil 400 millones de personas, siendo la población de los países en desarrollo en un 40 por ciento los que más utilizan la madera para preparar sus alimentos. Los bosques tropicales ocupan alrededor de 12 millones de km2 y son los ecosistemas terrestres con la mayor diversidad biológica y complejidad ecológica del mundo. Entre los principales productos que proporcionan los bosques tropicales se encuentran las diversas maderas preciosas para la elaboración de muebles y la construcción de casas, resinas, colorantes, látex, fibras naturales, forrajes, leña, además de plantas empleadas en la medicina tradicional y otras consideradas ornamentales. Participan en la regulación del clima, ayudan a mitigar las sequías y las inundaciones, contribuyen en la conservación de los suelos y la recuperación de su fertilidad y evitan su erosión; son los principales captadores de agua en forma de lluvia; asimismo, en el suelo de estos ecosistemas se encuentran muchos microorganismos esenciales en los ciclos biogeoquímicos de la tierra. Ante la riqueza que proporcionan los bosques tropicales, el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto a través del Programa Nacional Forestal (Pronafor) que opera la Conafor ha invertido entre 2013 y 2014 recursos por 636 millones de dólares para ejecutar proyectos forestales encaminados a la conservación y productividad de los bosques y selvas de México.(1) Con estos recursos la Conafor busca cumplir con la meta sexenal de conservar 3.1 millones de hectáreas de bosques y selvas a través de la Pago por Servicios Ambientales y de restaurar un millón de hectáreas de bosques en beneficio de los 11 millones de personas que habitan en las zonas forestales del país.