Félix Romero, experto en la gestión de los recursos naturales, montañero y viajero, ha escrito una novela sobre los bosques tropicales africanos con la idea de generar "corresponsabilidad" en la sociedad, ya que sin un consumidor "comprometido" los problemas en el país de origen no podrán cambiar.

En una entrevista con Efe en vísperas del Día Internacional de los Bosques -21 de marzo-, este viajero toledano que trabaja en FSC (Forest Stewardship Council) y también lo ha hecho durante años en WWF, ha resaltado que su novela 'El árbol de los pigmeos' es fruto de una de sus inquietudes: "llegar a la gente y cubrir esa falta de sensibilidad hacia los recursos naturales".

Romero ha señalado que a pesar de que "estamos en un momento en que la gente lee poco" la literatura puede ser "un buen vehículo para adentrar a la gente que no conoce los bosques en historias y cosas muy reales que están pasando y que pueden sensibilizarnos".

Su novela, editada en Círculo Rojo, explica a través de un periodista ambiental la "realidad" en la cuenca del Congo y las tragedias que hay en la gestión de sus recursos naturales, pero también aporta "soluciones" y busca "implicar" a la sociedad.

En este sentido, ha dicho el autor, es una novela de ficción "pero llena de componentes reales" en la que el protagonista descubre "mucho" de los bosques y también "mucho" de la vida, porque "más allá de la visión idílica y urbanita de considerar los bosques como algo intocable" subyace que hay que ser "más creativo" en las fórmulas para conservar los bosques.

Y también se ve en el libro la relación que une a África con países como España, ha afirmado este experto que entre 2004 y 2011 fue el responsable de los proyectos que la Agencia Española de Cooperación realizó para mejorar el sector forestal en Congo y que, además, ha viajado mucho a África, Amazonía y Borneo por temas forestales.

"España con la cuenca del Congo tiene mucha más relación de lo que nos pensamos", ha subrayado Félix Romero, que es ingeniero forestal y defiende que el futuro está en la "corresponsabilidad" de la sociedad, del consumidor, de cada ciudadano.

A su juicio, la "esperanza" de los bosques de África tiene que ver, por un lado, con los intereses geopolíticos pero, por otro, con el compromiso del consumidor a la hora de comprar, con su decisión de fijarse no solo el país del que procede el artículo sino las garantías de que ha sido gestionado de manera responsable.

Y esto, ha agregado, en este momento es posible porque hay "muchos" instrumentos de trazabilidad y certificación de los recursos naturales que ayudan al consumidor "a elegir positivamente", sabiendo de dónde viene y qué hay detrás.

Félix Romero tiene claro que "si no hay un consumidor comprometido lo que ocurre en los países de origen no se puede cambiar" y, en este sentido, defiende un ecologismo transversal, incorporado a la vida diaria.

En muchas ocasiones, en sus clases en la universidad o de máster, habla a sus alumnos de "analfabetismo medioambiental colectivo" y lo explica diciendo que "venimos al planeta y sin saber cómo funciona nos ponemos a utilizarlo", pero también subraya que en algún momento "la sociedad tendrá que despertar y entender que no hay vida sin ecología".

Dentro del objetivo de "generar una conciencia curiosa", una novela puede ser un vehículo para "llegar" a la gente y decirla que no son cosas tan alejadas de su vida y que también es "justo" que las conozcan.

El libro 'El árbol de los pigmeos' se va a presentar el próximo mes de abril en varias ciudades, entre ellas en Madrid, el 19, y en Toledo el domingo 22.

Félix y su hermano Francisco están llevando a cabo desde hace unos años el proyecto 'Cumbres del Pacífico' dentro del cual han ascendido varias de las cumbres más elevadas de América Latina.

Y en uno de sus ascensos, en enero de 2017, aprovecharon para difundir el mensaje de los indígenas kogui, de Colombia, de llamada de respeto por las culturas indígenas y la naturaleza.

Fuente:CLM24