Los 159 incendios forestales y quemas agropecuarias que se registraron en el 2015 en Nicaragua consumieron un total de 5.907 hectáreas de bosques y pastizales, informó hoy una fuente oficial. En 2014, fueron 339 los incendios y hubo una afectación de 16.825 hectáreas, dijo el presidente ejecutivo del Instituto Nacional Forestal (Inafor), William Schwartz, al presentar un balance ante periodistas. Eso significa que los incendios forestales y quemas agropecuarias se redujeron en un 53 % en 2015 en comparación con 2014, y las hectáreas afectadas bajaron en un 64,9 %, de acuerdo a la información oficial. La toma de conciencia y el entrenamiento están entre las causas principales de dichos avances, aseguró el funcionario. Las zonas más afectadas por los incendios y quemas en 2015 están ubicadas en el noroccidente, centro y noreste de Nicaragua, según el Inafor. La zona noroccidental de Nicaragua se caracteriza por extensas áreas agrícolas, en la parte central predomina la agricultura y la ganadería, y en la noreste abundan los bosques. Cada año Nicaragua pierde en promedio 70.000 hectáreas de cobertura forestal por múltiples razones, según datos oficiales.