La mayor parte de las noticias que se encuentran de Madre de Dios son sobre minería ilegal, tala indiscriminada, deforestación y pérdida de hábitat. Miles de hectáreas de bosque que se pierden cada año en este rincón de la selva ubicado al sur del Perú. Según MAAP, un proyecto de monitoreo de la Amazonía Andina, entre enero y agosto de 2016 desaparecieron, solo en la Reserva Nacional Tambopata, cerca de 450 hectáreas de bosque. En términos deportivos, unas 616 canchas de fútbol profesional. Cifras que nos hacen temblar pero que son compensadas en cierta medida cuando escuchamos hablar de un grupo de personas que le hace frente a estos problemas. Un santuario encantado A una hora en carro y otras cinco de viaje en bote desde Puerto Maldonado, la capital de Madre de Dios, está la Concesión para Conservación Río Los Amigos, que conserva 145 918 hectáreas de bosque en esta selva baja. Un lugar especial al que parece no haber llegado nadie. Monos aulladores, maquisapas, emperadores, arañas y tocones, te avisan que ya amaneció, mientras una densa neblina se levanta entre la copa de los árboles. “Cuando entramos por primera vez, nos quedamos maravillados. No comprendíamos por qué este espacio no había sido antes conservado. Era la primera vez que veíamos un río casi sin intervención humana y sentimos que era nuestra responsabilidad”, cuenta para Mongabay Latam, Enrique Ortiz, Presidente y co-fundador de la Asociación para Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA), que mantiene la administración de la concesión. Es así que empieza esta aventura en la que participaron muchas organizaciones entre las que se encuentran Conservación Internacional y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, que junto a ACCA, trabajaron para crear un marco legal que promoviera la conservación por parte de privados en el Perú.

  • Fuente: http://rpp.pe/blog/mongabay/la-primera-concesion-para-conservacion-en-el-mundo-esta-en-peru-y-cumple-15-anos-noticia-1005840
  • Enlace: click aquí