Bajo un cielo gris, adornado de nubes de plomo -no el color-, un motivado Pedro Pablo Kuczynski exhortaba a los pobladores de La Oroya a marchar al Congreso en pos de que se amplíe el plazo de la liquidación de activos de la empresa metalúrgica Doe Run, que termina el próximo 27 de agosto. La ciudad de La Oroya, ubicada en la región Junín, es considerada una de las cinco localidades más contaminadas del mundo, debido a los elevados niveles de plomo en el aire, originados por las operaciones del conjunto de fundiciones y refinerías desde 1992. La situación de Doe Run es complicada porque saca a relucir el lado más sombrío del sector minero. Mientras los más de dos mil trabajadores, residentes de la zona, exigen que Doe Run, que nunca implementó un programa de adecuación ambiental, liquide la empresa en marcha para conservar su empleo; la ciudad entera se sigue enfermando por las actividades que ahí se promueven. "Vamos a pedirle al Congreso que no deje morir a La Oroya", rezaba el presidente electo, paralelamente, en una vivienda austera a unas cuadras del estrado instalado en medio de la ciudad, un niño tocía hasta la perder el aliento. ¿Cuáles son los planes que tiene PPK en materia ambiental? El plan de gobierno de Pedro Pablo Kuczynski ha identificado cinco problemas a solucionar durante su quinquenio: minería ilegal e informal, bosques y potencial forestal, residuos sólidos, la disponibilidad del agua y el cambio climático en el Perú. La minería ilegal no solo genera pasivos ambientales, sino que es un detonante de confictos sociales. El mandatario electo propone "fomentar una pequeña minería y minería artesanal formal y responsable". Para su ejecución, PPK sugiere la "creación e implementación del programa 'Oro limpio' para emprender un procesos inclusivo de la actividad de la minería pequeña y artesanal". Es decir, lo que busca el líder de Peruanos por el Kambio es formalizar a los trabajadores, cuyo total asendería a los 150 mil. En relación a los bosques y potencial forestal, Peruanos por el Kambio señala que, pese a que el Perú ocupa el segundo lugar en Sudamérica en superficies de bosques, estos solo son talados para obtener madera, sin considerar otra utilidad, como los cultivos forestales. En este sentido, PPK pone énfasis en la "conservación y desarrollo sostenible de los bosques", por lo que sugiere extender la cobertura del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático, que incluye mecanismos de acción contra la tala ilegal. Con respecto a los residuos sólidos, el equipo de Peruanos por el Kambio advierte que el país solo cuenta con diez rellenos sanitarios para disposición final de residuos municipales. Es así que la mayoría de desperdicios terminan en forma directa en el mar, ríos y lagos. Para este caso, el presidente electo prometió un "manejo responsable y sostenible de los residuos", que se ejecutará a partir de promover el reciclaje inclusivo mediante la integración de los recicladores en el sistema laboral oficial. La disponibilidad del agua, como ha acusado el mandatario entrante durante los comicios, es una de las grandes dificultades del Perú, pues la mayoría de ciudadanos no tiene acceso al agua potable y alcantarillado. Sumado a esto, las fuentes hídricas se vienen agotando por la contaminación. Para mitigar el efecto, PPK sugiere un "manejo eficiente y sostenible de los recuros hídricos para el uso poblacional y productivo", por lo que dará autonomía a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) e instituirá el Sistema Nacional de Información sobre los Recuros Hídricos. Sobre el cambio climático en el Perú, que se ha visto reflejado en el derretimiento de glaciares, así como en la ampliación de áreas de vectores de enfermedades como el mosquito del dengue, Pedro Pablo Kuczynksi sostiene en su plan de gobierno que la ruta a seguir es una "mitigación del cambio climático, más allá de lo ambiental". Para tal efecto, propone la aprobación de una Ley Marco de Cambio Climático que permita abordar la conservación de bosques y la creación de cultivos forestales para la captura de dióxido de carbono. Tras la ola de críticas por exhotar a la población de La Oroya a marchar al Parlamento, PPK adujo que se trató de "un decir, nada más". No obstante, ratificó su posición de reactivar el complejo metalúrgico de la ciudad más contaminada del Perú. Dato La economista Elsa Galarza será la ministra del Medio Ambiente, en reemplazo de Manuel Pulgar-Vidal.

  • Fuente: http://larepublica.pe/politica/788924-los-pulmones-del-pais-en-manos-de-ppk
  • Enlace: click aquí