En los últimos dos años, la deforestación en las inmediaciones de la carretera Interoceánica Sur, en la región Madre de Dios, se incrementó de modo preocupante, según informó el proyecto MAAP a través de nuevas imágenes satelitales. Una de las más extensas áreas deforestadas se encuentra cerca del distrito de Iberia, provincia de Tahuamanu. En dicho lugar se han deforestado, entre 2014 y 2015, unas 1830 hectáreas de bosques (equivalente a 2507 campos de fútbol). La deforestación, como se observa en las imágenes se presenta a través de parches de pequeña escala. Estos se ubican dentro de concesiones forestales destinadas para el aprovechamiento de madera. MAAP detalló además que varios de estos parches que aparecen en las imágenes pertenecen a zonas agrícolas que funcionan dentro de algunas concesiones forestales, lo cual está prohibido. Según Jean Pierre Araujo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), las áreas concesionadas para el aprovechamiento forestal (maderable o no maderable) no pueden ser utilizadas para la instalación de áreas agrícolas. Los concesionarios tienen la obligación de custodiar sus áreas y el derecho de que el Estado a través de sus entes competentes (gobierno nacional y regional) ayuden a enfrentar estas amenazas. “En los casos en que el concesionario no cumpla con su deber de custodiar el área (tomar medidas de prevención contra las amenazas e impulsar las denuncias que correspondan), el OSINFOR -dependiendo de la gravedad de los hechos- puede imponer sanciones pecuniarias, medidas correctivas y hasta declara la caducidad de la concesión”, explicó el abogado de la SPDA.

  • Fuente: http://www.actualidadambiental.pe/?p=36613
  • Enlace: click aquí