Por Silvia Celi Manuel Pulgar Vidal, el ministro del Medio Ambiente peruano quien presidió la COP20 de Lima, entregó este lunes el cargo al ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, para la edición 21 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Silvia Celi lo entrevistó. Durante once días se buscará en París un acuerdo que frene el calentamiento global y sustituya al Protocolo de Kioto de 1997. Entre otros temas importantes, actores estatales y no estatales tratarán de la deforestación y la necesidad de protección de los bosques. “Gran parte de las emisiones de gases a efecto invernadero, o un alto porcentaje, proviene de la deforestación o del cambio de uso del suelo. Por lo tanto, hemos priorizado el tema de los bosques, que es el sector probablemente más dinámico en acción climática”, indica Manuel Pulgar Vidal. Sobre la implicación del sector privado en la lucha contra el cambio climático, el ministro del Medio Ambiente explica que “hay que tener en cuenta que cuando hablamos del sector privado vinculado a bosques, hablamos de quien está directamente vinculado a su aprovechamiento, pero también del consumidor”. Por ejemplo, “hay corporaciones muy importantes a nivel mundial que han decidido que su aceite de palma no venga de un bosque que ha sido degradado o en donde los pueblos indígenas han sido desplazados o maltratados”. De ahí que el usuario cumple un rol central, de la misma forma que los gobiernos nacionales necesitan tener “una política forestal sostenible”, como es el caso en Perú, subraya. “Muchas veces los ciudadanos no entienden la importancia que tienen los bosques en la lucha contra el cambio climático. Si el ciudadano descubre que los bosques no solamente son un paisaje atractivo, creo que vamos a generar un nivel mayor de conciencia que es lo que todos estamos buscando”, sostiene Manuel Pulgar Vidal.