Un nuevo incendio se registró esta tarde en la región Lambayeque. En esta vez, las llamas consumieron pastizales y árboles de diferentes especies, ubicados entre los sectores San Isidro y cerro La Vieja del distrito de Motupe, según reportó el alcalde, Carlos Falla Castillo.

Manifestó que la situación alarmó a más de 200 familias de las dos zonas, quienes temían de que el fuego llegara a sus humildes viviendas. Afortunadamente, después de una intensa labor de brigadistas y pobladores del lugar se logró controlar.

“Se ha logrado controlar en un 80%. Como municipio desplazamos una cisterna, así como brigadistas y con ayuda de los moradores estamos saliendo de esta emergencia. Un descuido de personas que preparaban terrenos para la siembra, originó todo esto”, expresó.

Este es el décimo incendio forestal que se registra en esta zona norte del país. El jefe del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer), Manuel Yerrén dijo que hasta el viernes último se perdieron más de 250 hectáreas de pastizales y bosques en Salas, Olmos, Jayanca y Pítipo.