El Perú tiene el lugar más biodiverso del mundo, así lo reveló el último estudio de la Red Team-Network, que mediante la captura de 20 000 imágenes con 60 cámaras trampa recogió la extensa biodiversidad en especies terrestres del Parque Nacional del Manu, ubicada en las regiones de Madre de Dios y Cusco. Las imágenes fueron capturadas en la época seca del área protegida desde mayo hasta setiembre y los puntos de captura fueron los sectores de Pakitza y la Estación Biológica de Cocha Cashu. Los resultados indicaron que el Parque Nacional del Manú ocupó el primer lugar en vertebrados terrestres al registrar un valor de 1.64, frente al índice global de 1.06 y el índice de Latinoamérica de 1.10. Es decir, en un análisis biológico, es el espacio con mayor diversidad de especies terrestres en todo el mundo. “Es interesante que este estudio confirme lo que hace dos años se intuía. La Universidad de Berkeley había señalado que el Parque Nacional del Manu ocupó el primer lugar en diversidad biológica en anfibios y reptiles. Esto demuestra que estamos frente a una zona que requiere ser mantenida en condiciones de conservación que deben ser mejoradas”, dijo el exviceministro de Gestión Ambiental, Gabriel Quijandría. Asimismo, explica que el lugar donde se encuentra el Parque Nacional del Manu, entre la zona andina y la amazónica, es la razón principal de su biodiversidad. “Es un punto de encuentro de la zona baja amazónica y la zona andina, su área varía entre los 4 500 de altura hasta la baja llanura amazónica, lo que le otorga una diversidad y nichos ecosistémicos bastante importante, eso explica por qué hay tanta variación de especies”, dice Quijandría. ESPECIES Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas del Perú (Sernanp), el Parque Nacional del Manu tiene más de 1 700 000 hectáreas de extensión terrestre y alberga a 160 especies de mamíferos, más de 1 000 especies de aves, más de 140 especies de anfibios, 50 especies de serpientes, 40 de lagartijas, 6 de tortugas, 3 de caimanes y 210 de peces. En el caso de los insectos son más de 30 000 000 de especies. Nelson Anaya, especialista en diversidad del Parque Nacional del Manu, va en la misma línea que Quijandría. “Al lugar especial que ocupa el Manu, que acoge varios ecosistemas, le agregaría su extensión y además las defensas naturales que tiene que lo protegen frente a actividades que lo puedan dañar, como la minería y tala ilegales que se encuentran en la zona de amortiguamiento pero de manera focalizada. El istmo de Fitzcarrald lo protege de actividades extractivas, ya que ni los mineros ni los taladores ven fácil cruzar esta gran formación rocosa”, explicó. Los resultados recogidos ingresaron en el Sistema de Análisis de Imágenes de Vida Silvestre de la Red Team-Network que reúne a organizaciones dedicadas a la conservación de biodiversidad como Conservación Internacional, el Instituto Smithsonian y la Wildlife Conservation Society. De la misma forma se procedió con la captura de imágenes de 17 lugares emblemáticos en biodiversidad de África, Asia y Latinoamérica. Entre los lugares analizados están el Bosque Protegido de Bwindi en Uganda, la Reserva de Bosques de Pasoh en Malasia, el Parque Nacional de Yasuní en Ecuador, el bosque de Manaos en Brasil, y el Parque Nacional Yanashaga Chemillén de Perú. AMENAZAS A la tala y la minería ilegal, se suma la pequeña agricultura que sin respetar estándares ambientales hace espacio en el bosque para sus cultivos. Por otro lado, existen proyectos de explotación petrolera y la construcción de una carretera que penetrarían en la zona de amortiguamiento, lo que vulneraría su biodiversidad, según Quijandría. “En el caso del Manú la presión es por la actividad agrícola en la zona de amortiguamiento, que es la zona alta. El parque siempre tuvo una ventaja geográfica que lo alejaban de las actividades productivas que lo podrían afectar, pero tampoco olvidemos que esta área protegida está al lado del proyecto de extracción de gas de Camisea. Por otro lado, lamentablemente el gobernador regional, Luis Otzuka, desea construir una carretera de penetración. Decía que era un camino vecinal, pero no, un camino vecinal no tiene 25 kilómetros de ancho. Lo que buscaba era beneficiar a los mineros ilegales. Recordemos que Otzuka es un minero de oro, no sé si ilegal o legal, pero es una amenaza a futuro”, advierte Quijandría. Por su parte, Nelson Anaya pide al Gobierno mayor apoyo del otorgado para la conservación del primer lugar del mundo en biodiversidad. “Espero que el Gobierno incremente su apoyo al área protegida. Existen dos centros poblados, Mazuko y Colorado, que están a pocos kilómetros del parque y sus pobladores ingresan para extraer madera y oro. Además, el presidente regional promueve estas actividades”, señaló. “Los resultados de este estudio solo nos demuestran que la decisión que se tuvo de crear el parque en el año 1973 fue adecuada, fue una decisión visionaria, se dieron cuenta de la biodiversidad del lugar La gran discusión es cómo hacemos para que en el Perú se entienda que estas áreas debe ser protegidas. El Manu genera oportunidad turísticas que deben aprovecharse. El Gobierno debe incluir a las áreas protegidas en una lógica de desarrollo con beneficios para la población local en primera instancia y al Gobierno regional, para que lo hagan suyo”, agregó.

  • Fuente: http://diariocorreo.pe/ciudad/parque-nacional-del-manu-es-el-lugar-con-mayor-biodiversidad-del-mundo-708491/
  • Enlace: click aquí