El Perú asumió el compromiso de restaurar 3.2 millones de hectáreas de bosques en áreas degradadas y deforestadas, como parte de su estrategia de adaptación y mitigación del cambio climático. Así lo informó Mirbel Epiquién, director general de Gestión Sostenible del Patrimonio Forestal del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), quien indicó que ese organismo y otras instituciones como Agro Rural, INIA y el Minagri desarrollan el Programa Nacional de Recuperación de Áreas Degradadas para conseguir el objetivo mencionado, que forma parte de la Iniciativa 20 x 20, que se lanzó en el marco de la COP20 realizada en Lima en diciembre del año pasado. El funcionario destacó que la restauración es clave para la mitigación y la adaptación al cambio climático e incrementa la resiliencia o capacidad de respuesta para superar esta situación ambiental global. Sostuvo que el Perú tiene más de 10.5 millones de hectáreas potenciales para la reforestación, de las cuales 7.5 millones están en la sierra, 2.5 millones en la selva y 500,000 en la costa. Este enorme potencial forestal, no ha sido capitalizado por diversos factores. “Desde el Serfor promovemos la gestión sostenible de nuestros bosques que conforman más del 57 por ciento de la superficie del Perú. De las 22,000 especies de flora existentes en el país, más de 4,000 son especies de árboles. Se estima existen alrededor de 1,600 árboles por habitante”, comentó. El director general de Gestión Sostenible del Patrimonio Forestal ofreció estos alcances en la víspera durante su participación en el seminario “Estrategia Nacional de Bosques y Cambio Climático y su articulación con las políticas públicas del sector forestal y agrario”, realizado como parte de la celebración del Día de la Tierra. El Perú celebra el Día de la Tierra, que coincide con la firma del Acuerdo en París sobre el cambio climático y que este año tiene como tema los “Árboles para la Tierra”, el cual destaca el papel del bosque para construir un medio ambiente saludable y sostenible, hacer frente al cambio climático, y proteger nuestro planeta para las generaciones futuras. La fecha fue institucionalizada por las Naciones Unidas en 1970, y muy acorde con los tiempos, resalta el rol de los árboles que conforman los bosques y ayudan a combatir el cambio climático. "En un solo año, media hectárea de árboles maduros absorbe la misma cantidad de dióxido de carbono producido por la conducción promedio de un automóvil, que es de unos 42,000 kilómetros. Además, los árboles proporcionan abrigo, alimentos, energía y medicinas, permiten la disponibilidad de agua y es sustento de vida", resaltó Epiquién. En el Perú los árboles aprovechables comercialmente son más de 200 especies con fines maderables y un número mucho mayor como recursos alimenticios, medicinales, tintes, fibras, entre otras aplicaciones. Se encuentran árboles en el Perú desde el nivel del mar hasta cerca de los 4,800 de altitud; en bosques amazónicos, al pie de glaciares (queñuales), en bosques inundados (aguaje), en suelos salinos (algarrobos), desiertos (sapotes y algarrobos), al borde del mar (manglares).

  • Fuente: http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-peru-restaurara-32-millones-has-bosques-areas-degradadas-al-ano-2020-609338.aspx
  • Enlace: click aquí