El apoyo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), a través de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Piura, fue vital para que Genara Atahualpa Enriquez inicie el reto de plantar 1,500 individuos de palo santo. La satisfacción es grata después de más de seis meses, las plantas ya superan el metro de altura. “Podría decirse que es un parcela experimental, donde crecen otros árboles, como algarrobos y neem, que no tiene problemas en adaptarse al bosque seco. Pero el reto era lograr una plantación de palo santo, que crece poco por acá”; enfatizó. La empresaria narra que ahora su meta es el crecimiento saludable de la plantación, con la asistencia técnica de la ATFFS Piura, para posteriormente, formalizarla en el Registro Nacional de Plantaciones Forestales, que promueve el SERFOR en todo el país. En este sentido, el responsable de la ATFFS Piura, Ing. Rafael Velásquez Campos, resaltó la importancia del Registro Nacional de Plantaciones como un negocio formal y sostenible, en el que pueden participar propietarios de pequeñas, medianas o grandes extensiones de terreno; comunidades nativas y campesinas, y personas naturales o jurídicas con capital o que tengan un vivero o producción de plantones forestales. Las plantaciones forestales contribuyen además a mitigar los efectos del cambio climático que afecta a esta región. Destacó, que el palo santo es una especie forestal nativa del bosque seco y que tiene capacidad de adaptarse a diferentes suelos. Sin embargo, está amenazado por la extracción ilegal y la ganadería, factores que irrumpen en su crecimiento y regeneración natural. Del mismo modo, precisó que es una especie con un importante valor comercial local e internacional porque posee una resina de la que se elaboran los mejores óleos, aceites y perfumes. Su olor produce un efecto de relajación frente al estrés. La especie se usa en rituales religiosos y es muy utilizada por las familias para repeler la presencia de mosquitos y zancudos. Cabe señalar, que los años 1990 y 2000 fueron un tiempo crítico para el palo santo, ya que su madera se utilizó para la elaboración de cajas para frutas, porque repelía los insectos que podrían afectar a la fruta. La obtención de la madera se daba de manera ilegal, lo que redujo drásticamente la población de palo santo en la región. Es por eso que, por ejemplo, se estableció el Área de Conservación Regional Salitral Huarmaca, con el fin de proteger a esta especie. Por otro lado, la especie fue categorizada como en “peligro crítico”, el año 2006, a través del Decreto Supremo N° 043-2006-AG que aprueba la categorización de especies amenazadas de flora silvestre. Datos - El Estado peruano regula su aprovechamiento. Prohíbe la tala de individuos en pie y permite el uso de ramas, rastrojos o árboles caídos por muerte natural. - La Ley Forestal y de Fauna Silvestre, Ley N° 29763, establece como infracciones muy graves: “adquirir, transformar, comercializar, exportar, poseer recursos o productos forestales, extraídos sin autorización”. La sanción es el pago de una multa superior a los 39 mil 500 soles, equivalente a 10 Unidades Impositivas Tributarias (UIT). - Las plantaciones forestales son cultivos de árboles de especies forestales nativas o exóticas destinados a la obtención de madera, látex y resinas, entre otros productos derivados para industrialización o comercialización.

  • Fuente: http://elregionalpiura.com.pe/index.php/regionales/150-piura/15828-piura-promueven-primera-plantacion-de-especie-forestal-en-peligro-critico-de-bosque-seco
  • Enlace: click aquí