Junto a China y México, Estados Unidos de América es uno de los principales destinos de la madera que se exporta en el Perú. Con el fin de facilitar la regulación que se aplica a la exportación de madera hacia Estados Unidos, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) presentó la publicación “Recomendaciones para Exportar Madera Peruana a los Estados Unidos de América”. “La guía busca facilitar la comprensión y dar ideas de cómo el Estado o el funcionario público puede valorar la procedencia legal de los productos forestales de acuerdo a la nueva regulación, ya sea durante la comercialización interna, el aprovechamiento primario, las etapas de comercialización y transporte, hasta la exportación. Es un documento que le sirve tanto a una persona que quiere mejorar sus procesos de compra para exportación, como también a funcionarios nacionales y regionales respecto de cuáles son las nuevas reglas de control del tráfico y comercio de productos forestales maderables”, señaló Jean Pierre Araujo, abogado del Programa Forestal de la SPDA y coautor de la publicación. El 1 de octubre del 2015 entró en vigencia un reglamento que establece nuevas medidas respecto de la obligación de acreditar la procedencia legal de los productos. Al respecto señala Araujo: “Si bien es cierto que desde la ley del 2000 el Estado contaba con la potestad para decomisar los productos que no tuvieran procedencia legal, no había una regla clara en la ley o en el reglamento que estableciera una obligación del comerciante, titular de los productos o quien los poseyera en ese momento. Ahora ya se ha establecido que esa es una obligación de cualquier persona que posea productos forestales maderables y que además hay unas reglas que el Estado tiene que seguir para evaluar no solamente que el producto cuente con unos documentos físicos sino también valorar el contenido de la información que está en esos documentos, como las guías de transporte”, señaló el abogado. “Parte de la realidad del comercio de productos forestales con Estados Unidos se ha concentrado básicamente en madera, ya sea directamente o por intermedio de otros países que suelen servir de vías de acceso hacia el mercado de los Estados Unidos, pero al final estamos hablando de madera de procedencia peruana. Ante este contexto, la SPDA decidió aportar no solo por una clásica visión de trabajo con la sociedad civil sino también facilitar información e impulsar la difusión de estas nuevas reglamentaciones, para que las reglas claras estén tanto para el usuario como para el Estado. Y de esa manera darle mayor seguridad jurídica al comerciante, al comprador, al acopiador, al comercializador y al transformador, a todos aquellos que son parte de la cadena de comercio y transformación de madera”, concluyó Jean Pierre Araujo.

  • Fuente: http://www.actualidadambiental.pe/?p=41335
  • Enlace: click aquí