Lima, 08 de junio de 2016. El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) inició, del 08 al 15 de junio, el II Censo Nacional de Suri (Rhea pennata) en los departamentos de Puno, Moquegua, Tacna y en una pequeña porción fronteriza de Arequipa. La finalidad de este censo es actualizar la información que se tiene sobre la abundancia de la población, lo cual ayudará a determinar el estado de conservación de esta ave emblemática del sur peruano. El censo será realizado por la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) de Moquegua – Tacna, Puno, con el apoyo de la ATFFS Arequipa, en coordinación con los respectivos gobiernos regionales, universidades y otras instituciones públicas y privadas; y contará con la colaboración de las comunidades campesinas y pobladores que viven en la zona de distribución de esta ave. El censo es parte de las actividades del Plan Nacional de Conservación de esta especie, documento que fue aprobado por SERFOR en el 2015. Asimismo, para su ejecución, los funcionarios de las ATFFS realizaron previamente una serie de talleres de socialización con las comunidades campesinas y poblados ubicados en las jurisdicciones donde se realizará esta actividad, a través de los cuales se les brindó información sobre la metodología y objetivos, qué se hará con la información recopilada y cómo contribuye el censo a la conservación de esta especie. En los talleres, además, se ha pedido el respectivo permiso para entrar a los terrenos de las comunidades campesinas que forman parte del área de distribución del Suri. En ese sentido, en los días que dure el censo, cerca de 50 grupos (brigadas) —conformados por dos o tres personas y que estarán liderados por especialistas en fauna silvestre de las ATFFS de Puno, Moquegua – Tacna y Arequipa— recorrerán a pie parte del altiplano del sur del Perú para recopilar datos sobre el Suri. Por ende, se hace un pedido especial para que las autoridades y los pobladores de la zona que vean y se topen con las brigadas encargadas del censo —que estarán debidamente identificadas— les brinden las facilidades para que realicen su trabajo. Además, será de mucha utilidad que colaboren brindado información que pueda servir para saber más de esta especie. Es necesario recordar que el Suri o Ñandu es un ave endémica de Sudamérica, es decir, vive exclusivamente en nuestro continente y es la de mayor tamaño en esta parte del planeta. La especie se distribuye en el altiplano andino de Perú, Bolivia, Chile y Argentina; y está amenazada de extinción, por lo cual está protegida en los países que se distribuye. Las poblaciones de Suri han disminuido en los últimos años, debido a que se le caza para utilizar sus plumas y recolectar sus huevos, comer su carne y para tenerlos en cautiverio. Además, debido a las actividades humanas, su hábitat está siendo reducido y alterado, lo que dificulta su supervivencia. En el Perú, se ha estimado que la población de esa especie no llega a los 500 individuos en estado silvestre, según se sabe, luego del primer censo del Suri realizado en el 2008. En la actualidad, el Suri se encuentra protegido in situ únicamente en el Área de Conservación Regional ACR Vilacota – Maure, en Tacna; y en las Áreas de Conservación Privada Taypipiña y Checca en Puno. Dato: El Suri está considerado como en Peligro Crítico (CR) en Perú, según el DS 004-2014-MINAGRI. Se prohíbe su caza, captura, tenencia, transporte o exportación con fines comerciales en todo el territorio. Está incluido en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES) desde 1979, estatus que prohíbe su comercio internacional con fines comerciales, salvo casos excepcionales. El Plan Nacional de Conservación del Suri (Rhea pennata) incluye líneas de acción que incluyen la investigación, el manejo de la especie en cautiverio, reproducción y reintegración al espacio libre.