Bajo el lema “Una planta, una vida” más de tres mil personas, entre autoridades, pobladores y escolares de Canayre, Sivia y Ayna San Francisco, distritos ubicados en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) participaron en actividades organizadas por los gobiernos locales del 5 al 10 de noviembre con motivo de la Semana Forestal Nacional 2017. Las actividades lideradas por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) se llevaron a cabo de manera simultánea en tres distritos del Vraem.

En Ayna San Francisco se realizó un colorido pasacalle, encabezado por las autoridades, donde los participantes desfilaron por las principales vías de la ciudad con pancartas y disfraces alusivas a la fecha. Esta actividad sirvió para motivar la práctica de forestación en la cuenca del río Apurímac.

En el distrito de Sivia se instalaron más de 300 000 plantones de shayna, pino, caoba, bolaina, cedro y otras especies forestales en superficies degradadas por la actividad agrícola intensiva. Con estas acciones se espera el involucramiento de las familias de las comunidades para que hagan lo propio cuando el proyecto forestal a cargo de los gobiernos locales y Devida les entregue los plantones para que realicen la instalación en los campos de su propiedad.

Paralelamente, el alcalde de la comuna de Canayre dirigió la distribución de plantones de especies nativas como la caoba, el quinacho y exóticas como el pino y el eucaliptos a los beneficiarios de dicho proyecto, con el compromiso de que se recuperen en el corto tiempo parcelas donde se producirán cacao de calidad.

Entre otras actividades se realizó la proyección de videos educativos en los parques de los distritos, spots y programas radiales con temas de reforestación, charlas en escuelas y comunidades para sensibilizar a la población sobre la importancia de preservar y conservar nuestros bosques y propiciar un ambiente saludable.

Los gobiernos locales ejecutan proyectos de recuperación de suelos degradados a través de la forestación y reforestación impulsados por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), en beneficio de más de 2 000 familias productoras de cacao y café, se informó a INFOREGIÓN.