La acción articulada de diversas instituciones del Estado está permitiendo atender con prontitud emergencias, como los incendios forestales, cuya incidencia este año aumentó en 40 por ciento respecto a años anteriores y afectó la integridad de algunas áreas naturales protegidas del país. Así lo sostuvo Marco Pastor, asesor de la jefatura del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), quien destacó la participación coordinada de esta entidad con otras como los Ministerios de Agricultura y Riego, del Ambiente, de Defensa, del Interior, y de Salud, así como del Serfor, Indeci, Senamhi, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Cuerpo General de Bomberos Voluntarios, Gobiernos Regionales y Locales, entre otras, para sumar esfuerzos en la respuesta efectiva a los siniestros forestales. Remarcó el desempeño decisivo de, por ejemplo, las Fuerzas Armadas que, a través de la Fuerza Aérea y su Grupo Aéreo Nº 3, prestó apoyo con helicópteros, y también del Ejército, con sus efectivos que ayudaron en las labores de control que desplegaron los bomberos, personal policial, de los municipios y otras instituciones. Igualmente, subrayó la actuación del Ministerio de Salud, cuyas brigadas prestaron primeros auxilios y contribuyeron a que no se reporten víctimas humanas en estas emergencias. “La articulación de diversas entidades del Estado ha dado óptimos resultados en la atención de estas emergencias y creo que este trabajo se fortalecerá porque estamos intensificando nuestras relaciones institucionales, sobre todo en las zonas donde están ocurriendo o existe amenaza de siniestros”, enfatizó. Factores de riesgo El experto explicó, en diálogo con la Agencia Andina, que en la ocurrencia de los incendios forestales intervienen factores de riesgo de índole natural, como el hecho de encontrarnos en época de sequía, siendo los meses de agosto y setiembre los más secos del año. A ello abona el aumento de las temperaturas y la intensificación de los vientos debido a la ausencia de lluvias. Este panorama climático de sequedad alcanzó este año niveles extremos debido a los efectos del fenómeno El Niño, precisó. Asimismo, estas emergencias responden a la actividad humana, como la “quema de rastrojos”, práctica tradicional agrícola que busca limpiar el campo de cultivo con la incineración de la superficie para conseguir una mejor calidad del terreno apto para volver a sembrar. “Lamentablemente, esta práctica puede salirse de control y provocar que el fuego se extienda, ayudado por los fuertes vientos, y se convierta en un incendio forestal”, anotó. Pastor Rosas refirió que en lo que va del año se han registrado varios focos de siniestro, siendo los de mayor magnitud aquellos presentados en el Parque Nacional Huascarán, donde se produjo una quema de pasturas bastante importante; así como lo que está ocurriendo en la selva central, en el sector de Río Tambo y Mazamari, en la provincia de Satipo; y el incendio en el Santuario Nacional de Ampay, en la región Apurímac. Estas emergencias no solo amenazan y afectan a las áreas naturales protegidas y sus zonas de amortiguamiento, sino también a los campos de cultivo en general y todas aquellas áreas de vegetación que debido a la ausencia de lluvias están secas y expuestas a la acción del calor intenso o la acción humana para generar siniestros. “Este año ha sido bastante fuerte en la incidencia de incendios forestales y creemos que la amenaza va a subsistir hasta que llegue la temporada de lluvias. Por eso, estamos solicitamos información al Senamhi para que nos tenga informados sobre las condiciones atmosféricas, sobre todo en la sierra y la selva”, manifestó. Prevención Pastor Rosas refirió que el Sernanp desarrolla un trabajo articulado con otras instituciones vinculadas a esta problemática para prevenir en lo posible la ocurrencia de los incendios forestales. Entre esas acciones figuran la orientación a los agricultores y comunidades campesinas para que eviten la práctica de la “quema de rastrojos” en agosto y setiembre, y en vista que no se puede erradicar en poco tiempo este tradicional procedimiento, se les aconseja hacerlo en horas de la mañana cuando existe mayor humedad y no por la tarde porque se genera un incremento en la velocidad de los vientos y ello contribuye a la rápida propagación del fuego. Agregó que pese a este esfuerzo, resulta complicado llegar a todas las comunidades, sobre todo aquellas que están muy dispersas, por lo que es fundamental la intervención de los municipios y otras entidades para ayudar en la difusión de las recomendaciones para prevenir incendios que dañen pastizales y bosques. “Tenemos que intensificar la labor preventiva con la suma de esfuerzos de todas las entidades y la colaboración de la comunidad, y en eso estamos trabajando”, subrayó. Monitoreo de emergencias El especialista del Sernanp destacó que gracias al Sistema de Información Geográfica de esa entidad se realiza un monitoreo y mapeo de las emergencias que amenazan o afectan concretamente a las áreas naturales protegidas en el territorio nacional. Agregó que esta herramienta de seguimiento de las incidencias permite diseñar las estrategias de intervención frente a las emergencias y tomar decisiones respecto de la cantidad de personal y recursos que se requieren movilizar. Esto se evidenció, por ejemplo, en la atención del incendio en la selva central se movilizó personal especializado en incendios forestales desde el Santuario Histórico de Machu Picchu hasta Satipo. Del mismo modo, se cuenta con la valiosa colaboración del satélite peruano PerúSAT-1, lanzado al espacio la semana pasada, que facilitó imágenes en detalle de buena resolución para completar el análisis y la evaluación de los daños provocados por los siniestros en las áreas naturales protegidas mencionadas. Control del siniestro en Ampay Pastor Rosas confirmó que ha sido prácticamente controlado el incendio que afectó al menos 60 hectáreas del Santuario Nacional de Ampay, en la región Apurímac, y actualmente se trabaja en la verificación de la existencia de restos de vegetación quemada para evitar que se reavive cualquier foco de fuego y ocasione un nuevo incendio. “Estamos a la espera del informe respectivo para determinar cuánta superficie resultó destruida por el fuego. Seguimos trabajando con la municipalidad, los bomberos, el Indeci, entre otras”, expresó.

  • Fuente: http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-sernanp-accion-articulada-del-estado-permite-atender-prontitud-incendios-forestales-631802.aspx
  • Enlace: click aquí