La gestión sostenible forestal y de fauna silvestre descentralizada debe tener como base técnica vinculante a la zonificación forestal, cuya aplicación junto al ordenamiento forestal constituye la base para toda intervención sobre el patrimonio forestal y de fauna silvestre de la nación. La zonificación forestal es el proceso obligatorio, técnico y participativo por el cual se delimitan las tierras forestales. Sus resultados definen las alternativas de uso del recurso forestal y de fauna silvestre y se aplican con carácter obligatorio. Considera los procesos en marcha, los instrumentos de planificación y gestión territorial regional con los que se cuente y respeta los usos y costumbres tradicionales de las tierras comunales, conforme a la Constitución Política del Perú y la Ley Nº 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre. La zonificación forestal busca integrar aspectos ecológicos incorporados en la capacidad de uso mayor de la tierra, la clasificación de tipos de bosque (mapa forestal), la cobertura vegetal actual, las condiciones de fragilidad relativa de los ecosistemas, la distribución de la biodiversidad forestal y de fauna silvestre y su estado de conservación, con los aspectos económicos, sociales y culturales vinculados a la ocupación del territorio y los dispositivos legales vigentes. También incluye los distintos escenarios socio-ambientales y ecológicos referidos a la intensidad de ocupación y actividad humana en ecosistemas naturales y las diferentes condiciones o estado de naturalidad o de transformación de los paisajes forestales. Igualmente, toma en consideración los diversos usos posibles para estos ecosistemas y sus recursos, así como los diversos tipos de usuarios e intensidades de uso vinculadas a la magnitud de las intervenciones y a su impacto o efecto sobre la provisión permanente de bienes y servicios de los ecosistemas. La zonificación forestal determina las potencialidades y limitaciones para el uso directo e indirecto de los ecosistemas forestales y otros ecosistemas de vegetación silvestre, incluyendo el mantenimiento de su capacidad para brindar bienes y servicios ecosistémicos, definiendo las alternativas de uso de los recursos forestales y de fauna silvestre. Ordenamiento forestal En base a la zonificación forestal deben ser establecidas las unidades de ordenamiento forestal, por lo que esta herramienta de gestión se constituye en la condición básica inicial para el otorgamiento de derechos, de tal manera que se asegure un aprovechamiento sostenible. La zonificación forestal considera categorías diferenciadas para los diversos tipos de recursos forestales y de fauna silvestre; para la recuperación, protección y conservación; para la producción permanente de productos maderables y no maderables; así como categorías para un tratamiento especial. A partir de julio de 2016, cuando el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) aprobó la Guía Metodológica para la Zonificación Forestal, los gobiernos regionales quedaron aptos para implementar dicho proceso, con el apoyo técnico y asesoramiento del Serfor. La Guía Metodológica contiene los criterios y lineamientos para asignar y establecer las diferentes categorías de zonificación forestal a aplicarse a escala nacional, considerando la generación de variables y el nivel de estudio a considerar. Asimismo, contempla el desarrollo de las seis etapas que comprende la zonificación forestal (Preparación, Formulación, Aprobación, Monitoreo, Evaluación y Actualización), indicando las actividades que involucra cada una de éstas, la metodología específica a aplicarse, los responsables, los resultados e indicadores esperados en cada una, incluyendo la metodología para el desarrollo de los procesos participativos. También pondera los criterios para el proceso de zonificación forestal en los siguientes supuestos: departamentos que cuentan con zonificación ecológica económica; regiones con zonificación ecológica económica en proceso de elaboración; y regiones que no han iniciado la zonificación ecológica económica. De las 6 etapas del proceso de zonificación forestal, los gobiernos regionales son responsables de las etapas de preparación, formulación y actualización. Por su parte, el Ministerio del Ambiente aprueba la zonificación forestal. Cada gobierno regional, en coordinación con el Serfor, es responsable de la etapa de monitoreo. El Serfor es responsable de la etapa de evaluación y, además, brinda asistencia técnica a lo largo de todo el proceso.

  • Fuente: http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-zonificacion-forestal-peru-conoce-su-importancia-y-caracteristicas-673660.aspx
  • Enlace: click aquí