El Ministerio de Agroindustria de la Nación Argentina, a través de la Ley 25.080, promueve las plantaciones forestales con aportes económicos no reintegrables y beneficios fiscales, respetando las áreas protegidas y potenciando las bondades de los árboles.

Estas plantaciones son realizadas por el hombre con fines productivos y comerciales. Permiten disminuir la extracción de madera de bosques nativos, cuidar la biodiversidad y el agua; fijan dióxido de carbono, mitigando los efectos del cambio climático; purifican el aire y liberan el oxígeno.

  • Fuente: https://www.youtube.com/channel/UCtFOFRqlPzZgO5Cgl83iOPQ