En Colombia, cerca de 50% de las hectáreas cultivadas con café tienen algún tipo de sombrío, dadas las diversas condiciones climáticas y de suelo de nuestras zonas cafeteras. Los árboles de sombrío en los cafetales ayudan a gestionar el agua, lo que mitiga los efectos de períodos de déficit hídrico sobre la producción. También ayudan a mantener la fertilidad del suelo, a reducir la erosión, reciclan nutrimentos y aportan gran cantidad de materia orgánica, además de incrementar las poblaciones de plantas epífitas (musgos y líquenes) y la diversidad de especies de aves, entre otros. Por otro lado, la agroforestería combina en una misma unidad de terreno árboles con pasturas (uso animal) o cultivos agrícolas. Es un sistema de manejo sostenible de los cultivos, la producción y el suelo mediante el cual se busca aumentar los rendimientos de forma continua. Autor: TvAgro por Juan Gonzalo Angel

  • Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=qM77M32BXOw