Cacoal (Brasil), 25 dic (EFE), (Imágenes: Alex Rocha).- La deforestación, la minería ilegal y los incendios forestales amenazan el proyecto indígena pionero de venta de créditos de carbono en Brasil, una iniciativa que comenzó en 2013 en varias aldeas del pueblo Suruí, en la Amazonía, y fue la primera en acogerse a las normas internacionales.

"Como es un proyecto nuevo, una experiencia nueva, no pudimos tener mucho éxito, porque tuvimos muchos obstáculos", declaró a Efe Julio Suruí, uno de los líderes de la aldea Nabecob Abalakiba, en la zona rural del municipio de Cacoal y a 525 kilómetros de Porto Velho, la capital del norteño y amazónico estado de Rondonia.

  • Fuente: AGENCIA EFE