Lorenzo Bedoya e Hilario Pérez son dos agricultores de Quillabamba, Cusco, que han tenido que modificar sus costumbres de siembra y cosecha para seguir produciendo cacao y té de calidad. El cambio climático está cambiando sus costumbres ancestrales. Esta es su historia.

  • Fuente: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental